facebook2   flickr2   youtube

 

Mi hijo con s.Down

logo_mihijo

Calendario 2017

calendario2017

COMPRAR AHORA!

Curso 2016-2017

curso-2015Servicios a las familias

 

 

Inicio // Preguntas más frecuentes

En Imágenes

  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
  • Logopedia
Preguntas más frecuentes logopedia PDF Imprimir E-mail

Preguntas más frecuentes formuladas al Departamento de Logopedia

Cada niño/a es diferente, en su desarrollo van a influir las características individuales y propias de cada niño/a y la estimulación recibida. En general, el balbuceo comienza sobre los 9 meses y se alarga hasta los 18 meses donde encontramos las primeras vocalizaciones con sentido, poco a poco escucharemos “papá”, “mamá”, “tata”; debemos reforzarlas y darle sentido, para ir creando motivación y necesidad de comunicarse.

fotos 070.jpgEstimula el balbuceo, juega con el lenguaje del niño/a, aprovecha momentos diarios para hablarle, háblale de cara y juega con tu expresión facial (abre la boca y ciérrala, saca la lengua, dile una A y después un E…). Estimula la audición, que es parte fundamental del lenguaje, cántale, juega con juguetes sonoros, instrumentos musicales, cuéntale lo que escucha (el paso de una ambulancia, el sonido de un timbre)…

Las palabras familiares de su entorno suelen ser las que más les repetimos a los bebés, por lo tanto, son estas las primeras que dice, normalmente “papá”, “mamá”,”tata”…aunque variarán de los gustos y vivencias del niño/a.

A veces, los niños/as dicen una palabra que después dejan de decir, por ejemplo, comienza diciendo “mamá” y cuando aprende a decir “papá”, deja de decir “mamá”; no os preocupéis, debemos seguir trabajando, y, normalmente, volverá a decir aquella palabra que dejó en el cajón.

Para comenzar las sesiones de logopedia son necesarios unos prerrequisitos básicos que se fomentan desde la atención temprana, cuyos profesionales valoran cuando el niño/a esta preparado/a para empezar con la estimulación logopédica.

¿Cuándo cambio de comida semisólida (potitos) a comida sólida?

La alimentación es un factor que influye directamente en el desarrollo del lenguaje, debemos fortalecer y estimular la musculatura orofacial para favorecer la maduración de los órganos fonoarticulatorios. Por ello recomendamos que a los seis meses aproximadamente se empiece con la cuchara plana a dar alimentos semisólidos, posteriormente, sobre los 12 meses, comida troceada y a los 2 años pasar a la comida sólida.

Todo esto, dependerá de la constancia de los padres, es un proceso difícil que requiere esfuerzo, implicación y persistencia por parte de toda la familia.

Si no le damos alimentos para fortalecer las encías, estas tardarán más en estar preparadas para la dentición. A veces, la preocupación por el atragantamiento hace que retrasemos el momento de darle alimentos para que los roan, como el pan o fruta, pero con precaución y nuestra supervisión pueden tomarlos, aunque aún no tengan los primeros dientes. Esto les ayudará fortalecer las encías.

¿Cómo afecta la posición de la lengua al lenguaje?

Cuando vuestro hijo/a está tomando el biberón, la lengua se queda plana y en posición de reposo, ligeramente hacia fuera. Cuando, esta alimentación se mantiene más allá de lo recomendado, se fomenta que el niño/a mantenga esa posición en sus momentos de reposo, cuando no está comiendo, lo que va a potenciar la protrusión lingual y la hipotonía muscular, que va a dificultar el desarrollo del lenguaje en general.

¿Qué puedo hacer para que deje de hacerlo?

El bruxismo, o rechinar de dientes, se produce por la acumulación de tensión en la zona mandibular. Para mejorarlo debemos favorecer la relajación de la zona, dando pequeños masajes, pero al tratarse de una cuestión de tensional, no se eliminará definitivamente. Puede ser también una conducta estereotipada, es decir, que el niño/a lo haga para autoestimularse, por lo que debemos proporcionarle una conducta alternativa. En ambos casos es difícil que se elimine la conducta, pero si podemos disminuirla y hacer al niño/a consciente para que se autorregule.

La implicación familiar en el desarrollo del lenguaje es fundamental. En edades tempranas aprovechar cualquier momento para estimular el lenguaje, es fundamental, la hora del baño, el cambiar un pañal, la compra en el supermercado… Cuéntale cuentos a tu hijo/a, juega a los papás y las mamás, a los disfraces, las profesiones, las tiendas…(juego simbólico)...

El trabajo es parte del camino, pero también lo es el juego, el tiempo libre, las actividades de ocio, ver la televisión, ir de paseo e incluso no hacer nada… Descansar es parte importante del proceso, ayudará a tu hijo/a a desarrollarse.

Cuando hablamos, no me contesta, tarda mucho, parece que no se entera. Las personas con síndrome de Down tienen lo que se llama: Tiempo de Latencia, es decir, tardan más en procesar la información, dale tiempo cuando le formules una pregunta o quieras que te cuente algo, y si necesitas repetir, no cambies la estructura de la frase, si abrumas a tu hijo/a, sólo conseguirás que no esté motivado para hablar, que la ansiedad sea mayor y que, por tanto, tarde más en contestar.

fotos 157.jpgLas personas con síndrome de Down, debido a que tienen un conducto auditivo externo estrecho, suelen tener acumulación de moco, lo que les suele producir hipoacusias de conducción, es decir, pérdidas auditivas provocadas por esa mucosidad acumulada. Dichas pérdidas oscilan, normalmente, entre los 30 y 50 db, por lo que se consideran leves y mejorables cuando no tienen moco en el odio externo o medio.

 

Colaboran

colaboran1

 

Patrocinan

colaboran 2015

 

Convenios

logorenta4granada 4.-Kolmer 140318 LOGO EMPRESAS COLABORADORAS   aese
     

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

C/ Perete, nº 36 - 18014 - Granada (España) - Tel.: (+34) 958 151616

Creada en 1.990, somos una Entidad sin ánimo de lucro, de ámbito provincial, inscrita con el número de registro 1.496. Declarada de Utilidad Publica. Formamos parte de Down Andalucía,
la Federación Andaluza de Asociaciones para el Síndrome de Down, y de la Federación Española de Instituciones para el Síndrome de Down, Down España.