facebook2   flickr2   youtube

 

Mi hijo con s.Down

logo_mihijo

Calendario 2017

calendario2017

COMPRAR AHORA!

Curso 2016-2017

curso-2015Servicios a las familias

 

 

Inicio // Guias s. Down
Consejo genético del síndrome de Down PDF Imprimir E-mail

Consejo genético del síndrome de Down

Prof. Alfonso Delgado Rubio. Presidente de la AEP.

Cuando una pareja recibe la noticia de que su hijo padece el Síndrome de Down, les surgen infinidad de preguntas e inquietudes. Este artículo, pretende aclarar las dudas más frecuentes ante la noticia.

Una de las primeras preguntas de una pareja que acaba de tener un hijo, con Síndrome de Down son:

1) ¿por qué se ha producido?

2) ¿qué riesgo existe de que puedan tener otro hijo/a con S. de Down?

3) ¿qué riesgo existe de que una pareja tenga un hijo/a con S. de Down?

star1.- ¿Por qué se ha producido?

El 95% aproximadamente de los S. de Down se deben a una trisomía 21 regular. Es decir se trata de niños/as que en vez de tener 2 cromosomas en el par 21, tienen 3 cromosomas 21 y por lo tanto un total de 47 cromosomas. Por ello el S. de Down, se le denomina también trisomía 21. Esta trisomía 21 se produce por una no-disyunción en la célula germinal materna, es decir en el óvulo o por una no disyunción en la primera división mitótica. Esto explica que en más del 90% de los casos el cromosoma 21 extra en el S. de Down sea de procedencia materna.

Aproximadamente el 4% de los S. de Down se deben translocaciones ya sean heredadas o "de novo". En el primer caso uno de los progenitores presenta la "translocación balanceada" con fenotipo normal pero detectable en el cariotipo. En el caso de S. de Down por translocación "de novo" el cariotipo de ambos progenitores es normal. Estas translocaciones son "robertsonianas" entre el cromosoma 21 y otro acrocéntrico, generalmente del grupo D.

Alrededor del 1% de los casos el S. de Down se debe a un mosaico. En estos casos la no-disyunción se produce después de la primera división mitótica y cuanto más tardíamente ocurre esta no disyunción menor será el número de células trisómicas y por esto la clínica y el retraso mental están atenuados y dependen del porcentaje de células trisómicas que tiene el paciente.

star2.- ¿Qué riesgo existe de que una pareja que ya ha tenido un hijo con S. de Down, tenga otro con la misma enfermedad?

El riesgo de recurrencia de tener otro hijo con S. de Down, va a depender del tipo de S. de Down que tiene el hijo afecto.

Cuando en una pareja con cariotipo normal se produce el nacimiento de un hijo con trisomía 21 regular, el riesgo de recurrencia es bajo, aproximadamente del 1%-2% pero sin duda más elevado que el de una pareja de la misma edad.

En caso de translocación "de novo", con cariotipo obviamente normal de los padres, el riesgo de recurrencia de tener otro hijo con S. de Down por translocación "de novo" es muy bajo, inferior al 1%.

En los casos de translocación heredada el riesgo de recurrencia dependerá de dos factores:

1) del tipo de translocación

2) de quien es el portador de la translocación equilibrada.

En el caso de que el padre sea el portador de una translocación balanceada 21/D y la madre tenga una cariotipo normal, el riesgo de Síndrome de Down por translocación heredada es inferior al 2%. Sin embargo cuando la portadora de la translocación balanceada es la madre, el riesgo de S. de Down en los hijos es del 15%-20%.

Cuando la translocación balanceada es entre los cromosomas 21/22 y el portador es el padre el riesgo de hijos downianos es inferior al 2%, mientras que si esta translocación balanceada la presenta la madre el riesgo es del 33%.

En el caso de translocación entre homólogos, es decir en la translocación 21/21, tanto si se da en la madre como en el padre, todos los hijos serán downianos por translocación heredada.

Cuando encontramos un S. de Down por translocación heredada, debemos examinar a todos los hermanos del paciente, así como a los hermanos del progenitor portador de la translocación balanceada, que aunque fenotípicamente normales pueden ser portadores de la translocación balanceada y por tanto con riesgo elevado de engendrar hijos trisómicos. Dado que el fenotipo, es decir las manifestaciones clínicas del S. de Dow, es idéntico en la trisomía 21 regular y en las translocaciones heredadas y "de novo", es necesario practicar un cariotipo a todo niño/a, afecto de S. de Down. En caso de que sea una translocación también se hará cariotipo a los progenitores para detectar si es heredada o "de novo". Sólo de esta forma podremos precisar el tipo de S. de Down de que se trata, su mecanismo de producción y de esta manera poder dar el consejo genético oportuno.

star3.- ¿qué riesgo existe de que una pareja tenga un hijo/a con S. de Down?

Desde antiguo se conoce la relación entre S. de Down y edad materna. Ya en 1876, Fraser señaló que "los mongólicos eran más frecuentes en los últimos hijos de las familias numerosas". Esta materno-edad-dependencia repetidamente demostrada en el S. de Down pone de manifiesto como, cuanto más elevada es la edad de la madre mayor es el riesgo de tener un hijo afecto de S. de Down , hecho que también sucede con el resto de las trisomías autosómicas.

La asociación entre edad materna y no-disyunción se ha discutido y hay autores que sostienen que a medida que aumenta la edad de la madre aumenta el riesgo de no-disyunción. Sin embargo otros estudios sugieren que las madres más jóvenes que quedan embarazadas de un embrión afecto de trisomía 21 tienen mayor tendencia al aborto espontáneo mientras que las más añosas "toleran" mejor estos embriones trisómicos, lo que explicaría la materno-edad-dependencia del Síndrome de Down.

Conviene señalar que a pesar de lo anteriormente expuesto el 80% de los niños downianos nacen de madres que tienen menos de 35 años, lo cual no contradice la materno-edad-dependencia, ya que la fertilidad es mayor en las madres jóvenes.

 

Colaboran

colaboran1

 

Patrocinan

colaboran 2015

 

Convenios

logorenta4granada 4.-Kolmer 140318 LOGO EMPRESAS COLABORADORAS   aese
     

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

C/ Perete, nº 36 - 18014 - Granada (España) - Tel.: (+34) 958 151616

Creada en 1.990, somos una Entidad sin ánimo de lucro, de ámbito provincial, inscrita con el número de registro 1.496. Declarada de Utilidad Publica. Formamos parte de Down Andalucía,
la Federación Andaluza de Asociaciones para el Síndrome de Down, y de la Federación Española de Instituciones para el Síndrome de Down, Down España.