facebook2   flickr2   youtube

 

Mi hijo con s.Down

logo_mihijo

Calendario 2017

calendario2017

COMPRAR AHORA!

Curso 2016-2017

curso-2015Servicios a las familias

 

 

Inicio // Fisioterapia en el síndrome de Down

En Imágenes

  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
  • Fisioterapia
Departamento de Fisioterapia PDF Imprimir E-mail
fisioterapia

El Departamento de fisioterapia de Granadown


La fisioterapia va a partir del movimiento como base de todo proceso de desarrollo del sistema nervioso del niño, sin desligarlo del aspecto sensorial y psíquico a la hora de iniciar un programa global de estimulación, ya que el movimiento surge como respuesta a la estimulación y la estimulación, a su vez, no será posible sin una forma de movimiento, variación o cambio.

El fisioterapeuta comienza a intervenir con los niños/as con síndrome de Down desde los primeros días de vida y sigue trabajando el desarrollo motor y la psicomotricidad hasta los seis años de vida aproximadamente, aunque en ocasiones puede intervenir con los chicos/as con síndrome de Down en la adolescencia o incluso en la edad adulta.

Durante los primeros días de vida, las actividades de motricidad gruesa que se le enseñan al niño con SD tienen que despertar su atención y curiosidad. Debemos desarrollarlas en un ambiente favorable, de aparente espontaneidad y naturalidad, utilizando el juego como método más apropiado.

Es aquí donde la familia y su entorno físico van a jugar un papel fundamental, por esta razón, uno de los aspectos centrales del programa de tratamiento fisioterapéutico, es el de orientar y educar a la familia (padre, madre, hermanos/as...) haciéndoles comprender la importancia de las actividades físicas terapéuticas en este estadio inicial del desarrollo y mentalizándolos para que tomen conciencia de que la familia es la protagonista del tratamiento del bebé.

Así pues las primeras sesiones se realizan de manera quincenal, siendo la familia la encargada de realizar el tratamiento en el seno del hogar, por ser este el espacio en donde el niño/a va a desenvolverse la mayor parte del tiempo, en esta fase de su crecimiento; por lo tanto, el rol del fisioterapeuta es la de orientar a la familia en cuanto a las estrategias que ésta debe realizar para mejorar la capacidad física de su niño/a.

Como base de trabajo partimos de que todo programa de estimulación debe tener en cuenta los siguientes factores:

1. Un diagnostico concreto de las patologías de cada niño/a determinando las funciones que están comprometidas y en qué grado lo están.

2. Inicio precoz del tratamiento.
3. Calidad de tratamiento, en cuanto a técnicas adecuadas, aplicadas de una forma individual, no sistemática.
4. Deben considerarse los siguientes factores:

  • Sensoriales.
  • Motrices.
  • Mentales.

5. Integración a la vida diaria.
6. Participación activa de los padres.

En resumen, trataremos de analizar cómo se construye la posición de nuestro cuerpo, como desarrollamos todo los movimientos qué somos capaces de realizar, así como la maduración sensorial, paso a paso, sin desatender ningún estadio evolutivo que por poco importante que nos parezca, constituye un eslabón fundamental de la cadena. No todos los niños con síndrome de Down pasan por todas las etapas evolutivas y no las adquieren en el orden habitual pero es fundamental trabajar todas y cada uno de los mismas para darle al niño/a con síndrome de Down más estrategias y así poder desenvolverse en su entorno, por un lado, y por otro vigilar, reeducar y enseñar los movimientos del aparato locomotor.

Por las características física de los niños/as con síndrome de Down (hipotonía, disminución de la fuerza, laxitud ligamentosa, acortamiento de los miembros superiores e inferiores en relación al tronco, hipermovilidad articular y gran flexibilidad) en ocasiones cuando llegan a la adolescencia o incluso en la edad adulta, pueden padecer trastornos ortopédicos.

Los trastornos ortopédicos más frecuentes son:

  • Escoliosis
  • Genu Recurvatum
  • Genu Varo
  • Genu Valgo
  • Pies planos
  • Pies Valgo

Otros trastornos menos frecuentes pero que también tienen repercusiones a nivel ortopédico son:

  • Inestabilidad Atlanto-axial.
  • Inestabilidad rotuliana.
  • Luxación de caderas.

Todas estas medidas compensatorias, someten a las articulaciones a sobre esfuerzos y movimientos para las que no están preparadas, produciendo patrones anormales de movimiento. Estos patrones alterados si se mantienen en el tiempo sobrecargan las articulaciones y a la larga, si no se realiza ninguna acción terapéutica, pueden producir dolores y malformaciones, es por ello que en estos casos la fisioterapia es fundamental.


 

Colaboran

colaboran1

 

Patrocinan

colaboran 2015

 

Convenios

logorenta4granada 4.-Kolmer 140318 LOGO EMPRESAS COLABORADORAS   aese
     

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

C/ Perete, nº 36 - 18014 - Granada (España) - Tel.: (+34) 958 151616

Creada en 1.990, somos una Entidad sin ánimo de lucro, de ámbito provincial, inscrita con el número de registro 1.496. Declarada de Utilidad Publica. Formamos parte de Down Andalucía,
la Federación Andaluza de Asociaciones para el Síndrome de Down, y de la Federación Española de Instituciones para el Síndrome de Down, Down España.